Campus Monterrico Por blogadmarketing - Jueves 14 de septiembre del 2017

¡Mamá! ¡Eso no es propaganda!

Es muy común que muchos conceptos en nuestro día a día no se utilizan de manera adecuada. Un caso muy particular es el uso de la palabra propaganda. ¿Acaso no todo es propaganda? Como los anuncios en televisión, los correos que llegan de una determinada empresa o la señorita que ofrece muestras de colonia en las tiendas por departamento.

En realidad no, la definición de propaganda es muy diferente en relación a los antes mencionados. De hecho, muchas personas confunden el concepto de marketing con la acción de solo hacer “propaganda”.
Sin embargo, la definición de marketing abarca mucho más. Si comenzamos con la noción más amplia de la mercadotecnia, debemos de citar a Philip Kotler que define al marketing como “el proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus semejantes”.

Esta definición explica que el marketing o mercadotecnia es un conjunto de estrategias, ideas, conocimientos y áreas que tienen un fin de generar relaciones duraderas con los clientes que mejor pagan para que estén satisfechos con el producto o servicio que se ofrece. Dentro de este conjunto de estrategias esta la promoción, que es la manera cómo se da a conocer un determinado bien.

Dicho esto, hay diversas maneras de promocionarse como pueden ser la publicidad, las relaciones públicas, ventas personales, marketing directo o la promoción de ventas. La propaganda se consideraría un tipo de publicidad, pero esta tiene un fin social de atraer seguidores o fanáticos e inculcar una idea generalmente parcializada, por ejemplo, las campañas políticas o determinadas actividades religiosas.

La propaganda ha sido un medio muy efectivo a los largo de los años en diversos estados con el fin de transmitir un mensaje o mantener en control un determinado grupo de personas. De ahí parte el factor moral de esta clase de comunicación.

Para concluir, es normal hasta cierto punto que las personas usen estos términos pues les facilita la expresión o es lo que se conoce. No obstante, es importante que las personas que están desempeñándose en áreas comerciales, ventas o publicidad sepan las diferencias en estas definiciones para así prestar un conocimiento adecuado.

Redacción: Gonzalo Morales

Si deseas escribir para el blog, ponte en contacto con Yessica Centty al pcamycen@upc.edu.pe

Administración y Marketing UPC Blog