Entorno Por superupc - Miércoles 21 de marzo del 2018

El consumo del tabaco, un placer que te consume

Hace bastante tiempo, el mundo no sabía que el tabaco o cigarro no hacía daño y se desconocía sus componentes, actualmente, Es la sustancia que causa la adicción. Estudios realizados por el National Institute on Drug Abuse (NIDA) en Estados Unidos, muestran que la nicotina es de seis a ocho veces más adictiva que el alcohol y puede generar una dependencia aún más fuerte que la heroína.

Pero, a pesar de todas las campañas contra el tabaquismo, divulgaciones sobre los componentes, hasta las mismas empresas como Marlboro, Lucky Strike, Pall Mall fueron obligadas desde comienzos del 2003 a poner información y ser explicitas mediante imágenes para demostrar lo mortales que pueden ser. A pesar de todo lo anterior, millones y millones de personas en el mundo lo consumen y de manera adictiva.  Asimismo, ¿Cómo las empresas tabacaleras hacen para vender un producto nocivo y que la gente compre? En el siguiente texto explicaremos brevemente las estrategias que aplican dichas empresas sobre sus consumidores para así asegurar sus clientes leales a largo plazo.

 Según, la prestigiosa experta en publicidad y especializada en merchandising brasileña, Regina Blessa habla sobre una de las tácticas que mejor saben hacer las empresas tabacaleras 

"las empresas de tabaco gastan en merchandising, promociones y descuentos de precios para mayoristas y minoristas más de lo que gastan en forma conjunta los mercados de fast food, gaseosas y alcohol".

Desde la perspectiva de la experta en merchandising, se puede evidenciar la estrategia de naturalizar el consumo, se favorece la identificación de marcas, a causa de las diferentes imágenes para fomentar el consumo a cualquier cliente de cualquier edad.

Asimismo, se pueden detectar otro tipo de estrategias en quioscos, puestos de gasolina, etc. En primer lugar, el uso de power walls (paredes cubiertas completamente con paquetes de cigarrillos). En segundo lugar, la ubicación de sus productos en lugares alto tránsito (cajas). En tercer lugar, el empleo de los exhibidores con iluminación, colores y diseños llamativos para atraer la vista de cualquier público e iniciar un proceso de atracción por la marca.

Un dato curioso es una de las investigaciones realizadas por el Nicotine and Tobacco Research, son que las etiquetas con estos avisos que te informan sobre los efectos del cigarro como la gangrena, impotencia sexual, ceguera, entre otros pueden tener un efecto perverso. Como consecuencia, un área del cerebro de los fumadores llamado el núcleo Accubens, también conocido como el lugar del deseo, es una región del cerebro, el cual es un vínculo entre neuronas especializadas que se activan cuando el cuerpo humano desea algo. Estos deseos pueden ser el alcohol, drogas, sexo, apostar o tabaco.

Asimismo, las empresas tabacaleras desarrollan campañas de medios de comunicación perfectamente premeditadas para atraer nuevos fumadores jóvenes. Uno de los temas más populares, entre la generación de los milenials y los z, es el deporte. Según la filosofía de la empresa RJ. Raynolds, el patrocinio de los deportes crea falsas percepciones sobre la relación entre la excelencia atlética y el hábito de fumar, especialmente entre los jóvenes. Un ejemplo muy claro es el patrocinio de la empresa Marlboro a carreras de autos como Ferrari en la Formula 1. Con respecto a lo anterior mencionado, se puede evidenciar que la empresa de tabaco busca relacionar su producto con un tema super alejado, pero, al mismo tiempo, “cool” entre los jóvenes que en un futuro serán sus próximos clientes.

Para concluir este pequeño artículo, quisiera dar una opinión sobre el tema. Al ser un consumidor del tabaco, pienso que el empleo de la distribución intensiva en todos los quioscos, puestos de venta, grifos son eficiente. Ya que concentran todas sus ganancias para hacer que todo tipo persona se interese, no de fumar, en la marca y que vaya poco a poco metiéndose en las “telarañas” de las empresas tabacaleras en el Perú y en el mundo.

Redacción: Carlos Enrique Rodríguez Saldarriaga

 

Si deseas escribir para el blog, escribe un email a Yessica Centty al pcamycen@upc.edu.pe y al ycentty@upc.edu.pe