Actualidad Por blogeditorialupc - Lunes 26 de junio del 2017

Bebidas vegetales, no leche

 

 

Por: Saby Mauricio, coautora del libro Nutición oncológica 

Probablemente, el color blanco similar a la leche ha originado denominar de manera inadecuada “leches vegetales” a lo que realmente son “bebidas vegetales” elaboradas a base de agua e ingredientes vegetales como almendras, arroz y avena, entre otros.

Pretender utilizarlas como sustituto de la leche es poco beneficioso, sobre todo por su contenido nutricional, la proteína vegetal no tiene la misma calidad que una proteína animal, por lo tanto no realizarían las funciones en el organismo sobretodo el crecimiento en el caso de niños y niñas y formación de un nuevo ser en las mujeres embarazadas.

El tipo de grasa varía dependiendo del ingrediente vegetal utilizado para su elaboración. Por ejemplo, cuando el insumo es almendra contiene grasas insaturadas y si es coco, grasas saturadas. Si el insumo es arroz, el carbohidrato duplica su cantidad con respecto a la leche de vaca.

Las vitaminas cubiertas por estas bebidas vegetales son la vitamina D y vitamina B1 entre 25 a 40% del requerimiento de una persona adulta sana, con el consumo de una porción de 240 ml, equivalente a 1  vaso.

Los beneficios que ofrece el consumo de estas bebidas vegetales se reflejan en su elevado contenido de grasas mono y poliinsaturadas que favorecen la prevención de enfermedades cardiovasculares, así como su alto contenido de vitaminas B, que contribuye al mantenimiento del sistema nervioso central.

No contienen lactosa, lo que permite una mejora de las molestias gastrointestinales en las personas intolerantes a la lactosa y esta probablemente sea la razón más relevante del incremento de su consumo.

Teniendo en consideración la información con respecto a su contenido nutricional, las bebidas vegetales pueden ser utilizadas en cualquier tipo de dieta siempre que se tome en cuenta que no es leche. 

Editorial UPC Blog