Semana de la Traducción Por moderadorblog - Viernes 14 de marzo del 2014

¿Traductor o traductólogo?

[La comunicación se dio en el marco de la Semana de la Traducción 2013, TIP-UPC]

1. En los siguientes minutos deseo dedicarme a compartir con ustedes un poco de información relacionada con la investigación académica en Traductología. Resalto el calificativo académico, porque el significante investigación no es unívoco, menos en el contexto del Internet y Wikipedia, menos aún para los traductores. Sólo como un ejemplo, puedo recurrir a la ya conocida frase: «todo traductor es en principio un investigador». Si bien el traductor investiga y lo hace de manera eficiente (logra resolver problemas de traducción), la investigación traductológica no se refiere a una consulta rápida en un buscador de información del Internet, ni a la búsqueda de terminología en la lengua meta. 

Por más esforzada que estas investigaciones puedan ser, su carácter puntual, la falta de sistematización y su propia finalidad (que no es la de crear conocimiento, sino la de resolver problemas de traducción) no nos permiten calificarlas como académicas.

Por investigación académica, me refiero a las actividades que tiene como fin brindar nuevas pistas para la comprensión de la realidad (si se desea: para crear conocimiento) según un método que posibilitará su validez, fiabilidad, falsabilidad y reproducibilidad. Las instituciones son las que ejercen el control para que dichas actividades cumplan con estas características. El adjetivo académica resulta de este control; es el control que ejerce la academia. Por sentido común, la universidad (como institución) es la que debería reunir los valores de la academia y, por lo tanto, constituir en sus profesores, sus universitarios, sus productos, el espíritu académico. Lamentablemente, actualmente las universidades no cuentan con tal poder constituyente. En estos casos, el espíritu académico es difuso y se tiene que buscar en los individuos, dado que las instituciones no cuentan más con este valor.

Sin embargo, los ejemplos que compartiré con ustedes fueron felizmente extraídos de realidades en las que prevalece la institucionalidad de la universidad. He tomado estos ejemplos debido a que espero que podamos tomarlos como elementos de una imagen prospectiva, con la esperanza de que lo que sucede con lo académico (un déficit) en nuestro entorno sea solamente coyuntural.

2. ¿Quién investiga la traducción? De forma usual, se ha denominado traductólogos a las personas que se dedican a la reflexión e investigación en traducción. Creo que esta etiqueta es una heterodenominación (como plantearía Rosa Luna), debido a que no he podido leer/escuchar que alguno de estos investigadores se califique a sí mismo comotraductólogo. En fin, estos translation scholars han mantenido una relación bastante profunda con la universidad; en efecto, los ejemplos que veremos a continuación pertenecen a grupos de investigación que tienen como base distintas universidades españolas, una colombiana y otra peruana.

¿Qué investiga el traductólogo? Chesterman (2004) realiza una selección de ámbitos en los que se pueden desarrollar las investigaciones traductológicas: la traducción audiovisual (y todas sus modalidades), los tipos de traducción (definidas por el campo), el ámbito socioprofesional, la historia de la traducción, entre otros. Asimismo, los distintos enfoques mediante los que se pueden abordar estos ámbitos (o temas potenciales) pueden servir para explotar un tema de formas novedosas. Por otro lado, las metodologías y herramientas que ahora existen para poder describir/medir la información obtenida también plantean nuevos objetos de estudio o la revisión de investigaciones pasadas. Debemos recordar que, desde que se planteó la estructura de nuestra disciplina (Holmes 1972), los Estudios Descriptivos de la Traducción no sólo han sido una rama de los estudios puros, sino también se han consolidado como una metodología apropiada para evaluar los textos meta y su recepción (Toury 1995).

3. ¿Por qué investigar en traducción? Gile (2010) plantea de forma precisa y coherente la razón de los Estudios de Traducción (Traductología). Sin embargo, puedo dar una razón bastante localizada en el ámbito peruano: el programa universitario de formación de traductores cuenta con cuarenta años de existencia en el Perú y no existe un correlato de producción académica resaltante. ¿Cómo es posible esto? ¿Qué ha sucedido para que la tradición traductológica de otros países esté más desarrollada a pesar de que sus programas universitarios sean mucho más recientes? En este caso se podrían mencionar muchas razones, pero lo importante es comprender que se necesita movilizar los nuevos talentos, a los nuevos estudiantes de traducción e intepretación, para que sean actores de las mejoras académicas en torno a la traducción. En este sentido, debo decir que nuestra universidad está invirtiendo mucho esfuerzo para crear un espíritu académico en sus estudiantes de traducción e interpretación. Como profesores de la carrera TIP-UPC, nos encontramos completamente convencidos que la mejora del perfil de los traductores a nivel académico y profesional conllevará una mejora en el rol y el reconocimiento de nuestro quehacer ante la sociedad.

4. ¿Qué pasos seguir? Recomiendo mucho que se dediquen a producir una buena tesis de licenciatura (o de grado si es que la nueva ley universitaria llega a aprobarse). Iniciar una investigación controlada (con objetivos viables, con la supervisión de sus profesores como asesores, en el ámbito de la universidad) les permite abordar la traductología de forma amigable. Además, estas investigaciones pueden enfocarse en temas de su interés o aquellos temas por los que sienten pasión. La situación ideal es que nuestros temas nos motiven de forma intrínseca, lo que permitirá que podamos soportar los varios meses de idas y vueltas para lograr una argumentación apropiada y que reúna los resultados de nuestros «experimentos». La investigación en traducción no tiene razón para ser tediosa o aburrida. Nunca olviden que sus producciones deben llegar a ser compartidas, por ello deben esforzarse por publicar.

5. ¿Qué sucede con la investigación en TIP-UPC? En la medida que nuestra primera promoción se va acercando al noveno ciclo, nos hemos puesto a pensar sobre las líneas de investigación que promoverá nuestra carrera. Hasta el momento contamos con cuatro posibles: traducción audiovisual, didáctica de la traducción, historia de la traducción e interculturalidad. Esperamos que los estudiantes puedan unirse a investigaciones lideradas por sus profesores y que sus proyectos de tesis colaboren con los objetivos específicos de estas investigaciones más amplias. Esto permitirá que los estudiantes sean entrenados por especialistas en investigación y que su producción sea útil para el desarrollo de otros estudios. Asimismo, debo mencionar que el grupo de profesores del Área Curricular de Traductología están muy motivados por desarrollar un grupo de investigación, provisionalmente denomonado FORTRAD, que se encargaría de investigar sobre didáctica de la traducción. Nos gustaría mucho que este proyecto se vuelva concreto antes de finalizar el 2013.

Como ven, tenemos muchos planes y tienen a personas con mucho interés en la investigación traductológica a su alrededor. La Traductología es valiosa por todo lo que puede ofrecer a los traductores que se encuentran en la práctica, en el mercado, como suele decirse. No debemos dejar de lado que la traducción (como un arte, una protodisciplina, con el inmenso bagaje teórico que lleva consigo) ha subsistido por siglos y ha ofrecido mucho a la humanidad. Estemos seguros que podemos continuar brindando nuevas luces sobre temas diversos, crear nuevos espacios de discusión… todo ello inicia con la simple acción del observar.

Moderador Blog