Entorno Por moderadorblog - Viernes 4 de julio del 2014

Más SmartTVs, más vídeo bajo demanda

Nielsen ha publicado un interesante estudio, denominado More of what we want, donde plasman un conjunto de interesantes estadísticas acerca de los nuevos hábitos de consumo de contenidos. Muchos puntos de vista diferentes en el que destaca cómo el vídeo bajo demanda está ganándole terreno a la emisión tradicional, con un enorme crecimiento en el último año en Estados Unidos.

Concretamente, Nielsen afirma que el 60% de los hogares estadounidenses ya disponen de suscripción a algún servicio de vídeo bajo demanda, y el 41% algún servicio de suscripción. Remitiéndonos a franjas de edad, los menores de edad (entre 2 y 17 años) son los que más contenido de este tipo consumen, seguidos por los adultos jóvenes (18-49 años) que prefieren grabar los programas y visualizarlos en la siguiente semana a su emisión.

Más SmartTVs, más vídeo bajo demanda
Según los datos de Nielsen, en Estados Unidos se ha experimentado un crecimiento de entre el 15 y 20% en el uso de servicios de vídeo bajo demanda en el último año.

Si bien la carrera continúa siendo favorable para las emisiones tradicionales en directo, un tercio del contenido ya se consume en diferido, ya sea grabándolo y visualizándolo en un plazo de siete días o directamente bajo demanda, a través de los muchos servicios disponibles. Una de las razones para este incremento la encontramos en las SmartTV, que han duplicado su disponibilidad en los hogares: 5,166 millones en 2013 frente a 10,212 millones en 2014.

Más tiempo a Internet en el móvil que en un ordenador
En esta tabla de aquí arriba también se observa un importante crecimiento del 62% en la disponibilidad de tablets en los hogares, pasando de 23,117 a 37,750 millones de unidades.

Este avance repercute también en los nuevos soportes para consumir contenidos, ya que si nos fijamos en la distribución a lo largo del día veremos cómo la dedicación para ver televisión en directo se mantiene estable en algo más de cinco horas, pero sube el vídeo bajo demanda (de 29 a 34 minutos) y más agresivamente el tiempo destinado a navegar por Internet, llegando hasta tal punto que por primera en 2014 el tiempo dedicado a utilizar un smartphone es superior al destinado en un ordenador.

La tendencia de cara al futuro es que los nuevos soportes faciliten la introducción tanto del vídeo bajo demanda como de Internet en cada vez más hogares. A medida que se vayan sustituyendo las viejas televisores por modernos paneles con nuevas funciones, que los smartphones terminen de desbancar a los feature phones (según Nielsen la proporción actual es 70-30), los hábitos irán adaptándose a las nuevas posibilidades.

FUENTE: www.xataka.com/hogar-digital/asi-es-como-el-video-bajo-demanda-de-internet-se-esta-comiendo-la-tele-en-directo-de-siempre

Imagen de moderadorblog
Moderador Blog