Noticias Por superupc - Viernes 1 de abril del 2016

LIFWEEK 16 - Dia 3, Pasarela

Un romance sin fronteras, que se atreve a ir más allá de los géneros y que brota de una feminidad inocente e idealizada.

El desfile de Omar Valladolid presenta una colección donde el hombre y la mujer comparten una coquetería ingenua. Los cortes eran asimétricos y de una deconstrucción clínica. Las caídas rígidas en "A" hacían recordar a un convento oriental. La gama monocromática consistía en beidge, guinda y negro. Las botas de Doctor Martens dieron el toque moderno.

Una fiesta de colores invadió la pasarela con VNRO de Eduardo Venero. La inspiración consistía en "Perú meets India". Entre las prendas más destacadas, estaban los pantalones Harem de corte ancho y flojo con el tiro caído, las faldas aglobadas, las blusas con drapeados envolventes y las de mangas campana. Todas compartían una gráfica de un híbrido chicha e hindú. 

Como broche de la noche, Ana G. de la diseñadora Ana María Guiulfo presentó una colección sobre un concepto en donde relaciona desde un punto personal el uso de los colores que ella siempre ha usado para sus estampados hechos a mano sobre la tela, con la importancia del  individualismo y el aprecio a los diferentes y únicos matices de cada personas. Dentro de la estética de los años 70, vimos una colección femenina pero con cortes masculinos y oversize vistos en la sastrería, en los abrigos y hasta en las blusas. Una gama de tonos en dorados, rosados, menta y un lila agrisado.

Los estampados pintados a mano consistían en  formas abstractas y los gráficos de las telas llevaban motivos florales.