Actualidad Por moderadorblog - Viernes 17 de febrero del 2012

El reto de la innovación en las organizaciones: del Rally local al Grand Prix Organizacional

Por: Liliana Galván* Las carreras automovilísticas locales quedaron atrás. Ahora se trata de campeonatos mundiales en los que todos compiten en primera y nadie tiene la corona por adelantado. Estamos en la era de ligas mayores en donde la clave está en la eficacia de la estrategia. Una buena estrategia requiere velocidad en la táctica, manejo de la inestabilidad, liderazgo del piloto, habilidad para cambiar llantas mientras el carro está en marcha, y capacidad para inter-depender de su equipo.

Pero, sobre todo, se requiere la potencia del motor.

El motor en la empresa es el factor humano. Son las personas quienes, impulsadas por la motivación de la meta y del valor del negocio, pueden conducir la carrera con la misma potencia, con la misma pasión con la que conducen sus propias vidas.

La eficacia de la estrategia está basada en la visión que comparten los conductores y los dueños de la marca, visión para innovar, para sorprender a la competencia y para tomar la delantera desde la primera vuelta. La velocidad de la táctica solo se podrá lograr si se trabaja en sinergia, de manera que todos sean «uno» y el servicio sea tan eficiente y personalizado que todos disfruten del logro en tiempo récord, del puntaje más alto y del prestigio de la marca.

El manejo de la inestabilidad es la capacidad de gerenciar el cambio y de liderar en momentos de crisis, como cuando la competencia es capaz de todo por ganar los milímetros que la pondrá en la delantera. Mientras mayor y más eficiente sea la comunicación del equipo desde la partida, más ligero se sentirá el piloto durante el recorrido. Entonces, no ganará solo él o ella sino que todos serán los campeones del mercado y, la próxima vez, el motor tendrá aún mayor potencia y será aún más difícil igualarlo. 

La fuerza de la marca es la fuerza de su gente. Puedes tener una gran idea pero si no tienes una gran organización detrás, quedarás a la saga de la competencia y, peor aún, seguirás corriendo en carreras locales, limitado a las ligas menores.

* Decana de la Facultad de Ciencias Humanas de la UPC y autora del libro Creatividad para el cambio.

Imagen de moderadorblog
Moderador Blog