Líneas curriculares por competencias Por blogtraduccion - Martes 15 de marzo del 2016

Aquellos increíbles intérpretes

Interpretar es una de las habilidades lingüísticas más difíciles.

Publicación original del 15 de septiembre, 2011

François Grosjean
Université de Neuchatel
Blog del autor: Life as a Bilingual

¿Alguna vez se ha sentado en una cabina de interpretación, se ha puesto los auriculares y ha tratado de interpretar el discurso que fluye? Yo lo intenté cuando era un joven y bastante ingenuo estudiante que pensaba que ser bilingüe implicaba poder interpretar simultáneamente. Apenas había comenzado a interpretar cuando empezaron los problemas. Mientras enunciaba la primera oración, la segunda ya se oía venir y no le había prestado la debida atención. Recordaba el inicio, pero no lo último. Me retrasé muy pronto y, después de unos pocos minutos, ¡ya no pude decir nada más!.
         Muchos años después, aún recuerdo dicha escena vívidamente y gracias a ella, pero también gracias a mi propia investigación sobre la percepción y la producción del habla, les tengo el mayor respeto a los intérpretes y a la formación que deben seguir para realizar bien su trabajo.
        Existen varios tipos de intérpretes (comunitarios, de conferencias, de lengua de señas) y, a su vez, la interpretación es diversa; puede ser consecutiva o simultánea. A continuación, presentaré dos casos extremos de interpretación que difieren en muchos aspectos, por ejemplo, la edad: los niños bilingües que fungen de intérpretes y los intérpretes simultáneos adultos.
         Muchos niños que pertenecen a minorías (inmigrantes, trabajadores migrantes, personas con discapacidad auditiva) actúan como intérpretes consecutivos e intermediarios culturales en sus comunidades y el mundo exterior. A pesar de no haber recibido formación en interpretación comunitaria, las habilidades naturales de estos niños no dejan de impresionarnos. La profesora Guadalupe Valdés de la Universidad de Stanford examinó las estrategias a las que recurren los jóvenes bilingües del español y el inglés, y descubrió que aplicaban una serie de estrategias para transmitir la información principal, incluidos el tono y la actitud sobre un tema. Asimismo, pudieron compensar sus limitaciones lingüísticas. Valdés concluyó que los rasgos y las habilidades que mostraron eran característicos de niños con una competencia cognitiva excepcional.
         Algunos años antes, los autores Brian Harris y Bianca Sherwood escribieron acerca de una niña italiana (BS) que, antes de cumplir los cuatro años, ya interpretaba el dialecto abruzo y el italiano. Más adelante, aprendió el español cuando su familia se mudó a Venezuela y el inglés cuando se mudaron a Canadá. En muy poco tiempo, ya interpretaba desde y hacia estas lenguas para sus padres en situaciones como llamadas telefónicas, conversaciones, mensajes, programas de radio y televisión, entre otras. Asimismo, ella desarrolló rápidamente habilidades diplomáticas, a saber: las explosiones verbales de su padre cuando negociaba con personas que no eran italianas. En una oportunidad, su padre le pidió que llamara imbécil a su interlocutor; ella dijo con calma: «Mi padre no aceptará su oferta».
         A veces sucede que algunos de estos niños intérpretes terminan desempeñando, cuando son adultos, el papel de intérpretes profesionales luego de haber seguido un entrenamiento intensivo en escuelas como la de Monterey o la de Ginebra. (Cabe mencionar que muchos intérpretes no han tenido que pasar por esta clase de experiencia en su niñez; sin embargo, la mayoría de ellos sí creció siendo bilingüe).
         Además de poseer las habilidades de un traductor (véase aquí), los intérpretes profesionales deben contar con las habilidades lingüísticas y cognitivas que les permitan ir de una lengua a otra, ya sea de manera simultánea o consecutiva. Por ejemplo, la interpretación simultánea implica escuchar atentamente, procesar y comprender el mensaje de la lengua de llegada, memorizarlo, formular la traducción en la lengua meta y después enunciarla. Todo esto sucede sin mencionar la doble tarea de escuchar el siguiente segmento mientras se reexpresa el anterior. El investigador David Gerver indicó que los intérpretes superponen hablar en una lengua con escuchar otra ¡hasta un 75 % del tiempo!.
         Los intérpretes deben activar las dos lenguas con las que trabajan. Deben escuchar el mensaje (en la lengua fuente), pero también el mensaje que producen (en la lengua meta), no solo porque tienen que hacer seguimiento de lo que dicen, sino también en caso de que el hablante utilice cambios de código (code-switching, véase aquí). Sin embargo, también deben clausurar el mecanismo de producción en la lengua fuente para no repetir simplemente lo que oyen (¡como a veces sucede cuando están muy cansados!).
         Dados estos requerimientos del proceso, además de conocer equivalentes traducidos de numerosos campos y sus ramas (por ejemplo, el comercio, la economía, la medicina), así como también las variantes de estilo, no es de extrañar que los intérpretes, al igual que los traductores, sean considerados bilingües especiales. Como bien rezan las siguientes frases:
Se requiere más que dos manos para ser un buen pianista.
Se requiere más que saber dos lenguas para ser un buen traductor o intérprete.

La fotografía es cortesía del Middlebury Institute of International Studies at Monterey.
Los derechos de autor del texto le pertencen a François Grosjean. 
Vínculo al texto original en inglés: «Those Incredible Interpreters»

Referencias
Valdés, Guadalupe (2003). Expanding Definitions of Giftedness: The Case of Young Interpreters from Immigrant Communities. Mahwah, N.J.: Lawrence Erlbaum.
Grosjean, François. Special bilinguals. Capítulo 13 en Grosjean, François (2010). Bilingual: Life and Reality. Cambridge, MA: Harvard University Press.
«Life as a bilingual» entradas por áreas de contenido: http://www.francoisgrosjean.ch/blog_en.html

Traducción de Silvana Sobrevilla, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas,  [email protected]
Traducción y revisión de Paola Alvarado, Middlebury Institute of International Studies at Monterey, [email protected]

 

Imagen de blogtraduccion
Traducción e Interpretación Profesional UPC Blog