Comunicación Audiovisual y Medios Interactivos Por blogfacultadcomunicaciones - Viernes 1 de junio del 2018

La postproducción periodística y sus funciones

El profesor Gerardo Karbaum destaca la importancia de la postproducción en los contenidos periodísticos.

Por: Gerardo Karbaum (pcavgkar@upc.edu.pe)

En la medida que se acerca la hora de emisión del noticiero, los editores se ven más presionados por acabar las notas que tienen asignadas, pero a la vez no deben desatender los criterios periodísticos, éticos y hasta legales que condicionan su ejercicio profesional. Un descuido puede causar desinformación, problemas judiciales de diversa índole, errores que se verán al aire, etc. A pesar de la premura, las notas no dejan de ser editadas e inclusive muchas veces se van concluyendo en el mismo momento en que el noticiario está siendo emitido. Por ello las islas de edición son espacios donde la adrenalina se apodera de los editores y de sus “líneas de tiempo”. Es en ese vértigo donde la postproducción cumple estas importantes finalidades:

  • Legibilidad visual. Muchas imágenes que detallan un hecho pueden ser registradas por distintos instrumentos como cámaras de seguridad, celulares, cámaras escondidas, cámaras caseras, etc. Al no ser de calidad broadcasting, como las que generan las cámaras ENG (Electronic News Gathering: cámaras profesionales de video diseñadas para la cobertura periodística en exteriores que comenzaron a ser utilizadas a partir de la década del 70 del siglo pasado y desplazaron a las cámaras de cine de 16 u 8 milímetros que eran usadas para ese fin), necesariamente serán sometidas a un tratamiento de postproducción que mejore sus propiedades y optimicen la decodificación por parte del televidente. 
  • Legibilidad sonora. Al igual que las imágenes, muchos sonidos pueden carecer de la calidad óptima requerida. Sin embargo, debido a su valor periodístico, se procura mejorar sus condiciones originales porque dan cuenta de un hecho que debe ser informado al público. Para optimizar su legibilidad se pueden aplicar varios recursos de postproducción sonora como: utilizar ganancia de audio, subir el volumen o minimización de ruidos ambientales. Pero además existe un proceso muy usual que es el subtitulado. Esta técnica es usada para que el espectador lea las declaraciones o testimonios que no han sido registrados con la fidelidad sonora necesaria.
  • Protección ético jurídica. Se da porque por ley y por consideraciones deontológicas los periodistas televisivos deben aplicar criterios que garanticen la confidencialidad de las fuentes, la integridad de las personas y el respeto al marco jurídico que norma la profesión. Bajo esos parámetros, la postproducción se convierte en el filtro que va a resguardar el cumplimiento de estas exigencias aplicadas en la edición.
  • Enriquecimiento audiovisual. Existen hechos que a nivel periodístico son interesantes. Sin embargo, no necesariamente pueden funcionar para la televisión ya que el insumo básico para este medio son las imágenes. Si el equipo asignado para cubrir la nota no las consiguió, puede superarse de alguna forma esa circunstancia. Aquí entra a tallar el postproductor, quien con su creatividad puede generar imágenes que sirvan de carácter referencial para apoyar lo que el reportero narrará a través de su locución en off. Para lograrlo puede crear imágenes a partir de recreaciones, animaciones 2d y 3d, fotografías con movimiento, etc., con lo que se dota de visualidad al contenido periodístico. Todas estas funciones se han visto potencializadas con la implementación de la postproducción digital, lo que a la vez exige la formación de postproductores cada vez más polivalentes y competitivos. 


(Imagen elaborada por el autor)

Imagen de blogfacultadcomunicaciones
Facultad de Comunicaciones UPC Blog