Agenda de Pasaporte de Act. Culturales Por blogvu - Lunes 29 de febrero del 2016

Exposición Johanna Hamann en el ICPNA

Inauguración: martes 1 de marzo a las 7:00 p.m. Galería Germán Krüger Espantoso (Av. Angamos Oeste 120) Hasta el 10 de abril

El ICPNA presenta la muestra antológica de Johanna Hamann, una de las más importantes representantes de la escultura en nuestro medio. La exposición reúne sus obras emblemáticas a lo largo de cerca de cuatro décadas de prolífica producción artística, desde expresivas esculturas en madera, bronce, fierro, cera y mármol, hasta obras que pierden la autonomía formal y se proyectan en el espacio expositivo. En esta exploración plástica el cuerpo humano ha jugado siempre un papel central. La muestra estará en exhibición en la Galería Germán Krüger Espantoso (Av. Angamos Oeste 120) del 1 de marzo al 10 de abril. De martes a domingo de 11:00 a. m. a 8:00 p. m. Ingreso libre.

El desarrollo plástico de Johanna Hamann es uno de los más sólidos e interesantes en el panorama de la escultura en el Perú de las últimas cuatro décadas. Este hecho se podía avizorar desde su celebrada primera individual en la galería Fórum en el año 1983, sólo seis años tras egresar de la Escuela de Artes Plásticas de la Pontificia Universidad Católica, donde fue discípula del pintor austriaco Adolfo Winternitz y de la escultora italiana Anna Maccagno. En dicha muestra, que la alejaba del trabajo abstracto de corte informalista de sus años formativos, la artista presentó obras que, desde distintas técnicas y materiales, proponían una exploración crítica sobre múltiples significados en torno a la maternidad. Una de las piezas más impactantes de la exhibición fue Barrigas, ensamblaje a partir de moldes en yeso del vientre de una gestante, lacerados y suspendidos de garfios, en una configuración que recuerda los cuerpos inertes en un camal. La pieza –que sugiere el desgarramiento físico y psicológico experimentado por la mujer tras el alumbramiento– ha sido considerada como una de los primeros abordajes a cuestiones vinculadas al género en el campo de la plástica local.

Hamann asume la representación del cuerpo como un lugar privilegiado para la construcción de la identidad. A lo largo de los ochenta y los noventa su obra se revela visceral y con una fuerte carga tanática. Entonces predominan esculturas que semejan estructuras óseas y cuerpos en descomposición, así como macizas figuras femeninas y masculinas en madera, cercenadas y en precario balance. Este imaginario –que ubica a Hamann como parte representativa del expresionismo plástico de la época– no es producto de una subjetividad atribulada, sino que responde a un sentimiento generacional y da cuenta del clima de zozobra e incertidumbre que se experimentaba en el país debido a la crisis económica y a la violencia social de esos años.

 

Imagen de blogvu
Vida Universitaria UPC Blog